Sicilia: 5 rincones que tenés que visitar

La isla italiana de Sicilia, séptima mayor de Europa por su tamaño, está repleta de localidades para conocer, cada una con un importante legado histórico. Por la isla pasaron griegos, árabes, cristianos y romanos, dejando su impronta religiosa y cultural en edificios, Iglesias, monumentos y ciudadelas.

PALERMO
La capital de Sicilia, ciudad más grande y poblada, es cuna de la historia de la isla. Fundada por los fenicios en el año VIII a.C., fue habitada por griegos, romanos y árabes. A lo largo de sus delgadas callecitas, se aprecian enormes residencias, iglesias barrocas, teatros neoclásicos y gigantescos palacios medievales.1Imperdibles
Entre los sitios obligados, se destacan las Catacumbas de los Capuchinos, con más de ocho mil momias; el Palacio de Zisa, edificado en el siglo XII, antigua residencia de los reyes normandos; la Catedral, de estilo árabe, que fue basílica paleocristiana, mezquita árabe, y templo cristiano a lo largo de la historia y el Palacio de los Normandos, erigido en 1460 con el objetivo de abrir la primer avenida de Palermo: Via Vittorio Emanuele.Para los amantes de la cultura, el Teatro Politeama, construido entre 1867 y 1874, de estilo pompeyano y el Massimo Palermo (1875-1897), con su típica arquitectura neoclásica; son indispensables de visitar. También es posible visitar el Museo de la Marioneta, con una de las colecciones de títeres más grandes del mundo: más de 3000.En materia de compras, es parada obligatoria el Mercado de Ballaró, con productos frescos como carnes y pescado, con una inmensa variedad de productos de mar y frutos secos provenientes de África.2
TAORMINA
Ubicada a 200 metros sobre el nivel del mar, sobre una serie de acantilados que deleitan la vista de los viajeros con sus postales, Taormina fue fundada en 736 a. C. de cara al Volcán Etna. De una belleza exuberante, fue inspiración de Goethe, Truman Capote, Dalí y Orson Welles.Qué hacer
Visitar el Teatro Griego de Taormina es, sin duda, uno de los mejores planes en tu paso por la ciudad. Del siglo III a.C., ofrece los mejores atardeceres de la isla, de cara a la Bahía de Naxos. Su construcción comenzó en el período helenístico y fue culminado bajo el mandato romano, dándole una particular terminación arquitectónica. A poco más de un kilómetro se encuentra la Catedral, dedicada a San Nicolás de Bari, con un imponente ingreso de estilo barroco.3Por su parte, las playas de Naxos son altamente concurridas por los turistas, debido a sus aguas turquesas y calmas; al igual que Isola Bella, lugar perfecto para practicar snorkel. Por la noche, te recomendamos dar un paseo por el Corso Umberto, la calle más concurrida de la localidad, con una gran estructura gastronómica y cultural. Sin dudas, el sitio perfecto para comprar algún souvenir.4 5
AGRIGENTO
Agrigento es conocido por ser el único rincón de la isla que mejor combina increíbles playas con un legado arqueológico griego plenamente conservado, parte del Patrimonio de la Humanidad de UNESCO.7Sin duda, la principal atracción de la localidad es el Valle de los Templos Griegos, donde se encontraba la antigua ciudad, una de las más importantes del Mediterráneo. Actualmente es posible recorrer sus siete monumentos, que datan de los siglos VI y V a. C., construidos en estilo dórico, con exuberantes y gigantescas columnas. El Templo Juno Lacinia, el más famoso en fotografías; el de la Concordia, el mejor conservado; y el de Hércules, el más antiguo; son algunos de ellos.6En el centro de la ciudad, la Iglesia de San Nicolás, de estilos románico-gótico, construida por cistercienses en el siglo XIII invita a los viajeros a conocer sus arcos, erigidos con los materiales procedentes del templo de Júpiter. En su interior es posible conocer la leyenda de Hipólito y Fedra.
RAGUSA
Conocida como “una isla dentro de la isla” por la tranquilidad que la diferencia del resto de las ciudades de Sicilia, Ragusa está dividida en dos sectores. Por un lado, la ciudad antigua (Ibla), reconstruida luego de un fuerte terremoto en 1963 y por el otro, Ragusa Superior, más moderna y enclavada en una zona más elevada.
El paisaje típico de esta tranquila localidad está formado por extensos campos arados, de un verde llamativo, de donde los trabajadores locales recolectan la fruta típica, presente en todos los platos que ofrece la ciudad a sus visitantes.8Imperdibles
Nadie puede irse de la ciudad sin haber realizado el itinerario barroco, pasando por sus nueve Iglesias, entre las que se destacan la de San Juan Bautista, San Jorge y la iglesia de Santa María de los Milagros; y sus siete palacios, como el de la Cancillería, el Bertini y el Cosentini.
También podés visitar el Museo Arqueológico de Ibleo, que realiza un recorrido histórico de Ragusa desde el Neolítico hasta la Antigüedad.9
TRAPANI
Nadie puede finalizar un recorrido por la magnífica Sicilia sin descansar unos días en las increíbles playas de Trapani, con costas extensas y altos acantilados desde donde apreciar el atardecer. Sin duda, San Vito lo Capo es conocida internacionalmente por ser la más hermosa de la isla.1210Para los amantes de la historia y la cultura, en el Casco Antiguo se destacan la Catedral de San Lorenzo, de estilo barroco y el Santuario de la Anunciada, con unos asombrosos techos abovedados.
Si de gastronomía se trata, los platos típicos realizados con atún fresco del puerto, son los imperdibles de Trapani.11
También te puede interesar: Malta, colorida y acuática